Written by 1:42 pm Notas

María Salas: La enfermera que sana la autoestima impulsando la belleza integral

La propietaria de Ageless Perfection comparte su camino al éxito pavimentado con fe, estudio y mucha disciplina.

Por: Camila Mendoza | @camila_mendoza

Comenzó su vida de inmigrante en el año 2005 trabajando en una popular cafetería cubana, y hoy, 17 años después, lidera un exitoso emprendimiento de salud y belleza integral, como enfermera certificada avanzada y experta en tratamientos inyectables de rejuvenecimiento facial.

“Vine a Miami con una visa de turista de vacaciones, y decidí quedarme para ayudar a mi familia y construir un mejor futuro”, dijo María Salas, enfermera costarricense quien hoy posiciona en el sur de la Florida su marca Ageless Perfection, un centro estético enfocado en el bienestar.

“Mi primer trabajo lo asumí a los 19 años preparando café cubano, y fue muy difícil el choque cultural, porque a pesar de que hablamos el mismo idioma, los clientes me pedían un ‘cortadito’, una ‘javita’, una ‘coladita’, un ‘absorbente’, y yo no sabía interpretar nada”, recordó Salas entre risas, al ser consultada sobre sus primeros años incorporándose a la cultura cubana y latina de Miami.

“Comenzar desde cero y dejar atrás a la familia es un proceso difícil, pero en ese periodo de tiempo me enamoré, formé mi familia, y tuve a mi hijo, que es mi mayor motor impulsor”, dijo la especialista, quien también ha desarrollado una exitosa carrera profesional en el hospital Baptist.

“Cuando quedé embarazada no sabía inglés y me pregunté: ‘¿Qué voy a hacer y cómo voy a ayudar a mi hijo cuando comience la escuela?’. Así que eso fue lo primero que me impulsó a estudiar el idioma estando embarazada […] Como toda madre, me esforcé y cuando terminé mi curso decidí continuar estudios en el área de la salud, un mundo que me había apasionado desde niña”, recordó la exitosa enfermera, quien a pesar de haber enfrentado un embaraza de alto riesgo, nunca dejó de prepararse para convertirse en profesional.

“Soy una mujer de fe, y sé que cada obstáculo que nos impone la vida es para ser mejores personas, profesionales, y madres. Miro hacia atrás y me doy cuenta de que mi hijo fue quien me impulsó a estudiar, a capacitarme, y a encontrar ese balance que es tan necesario”, dijo María Salas, cuyo mayor consejo para los inmigrantes que comienzan a establecerse en Estados Unidos, es concebir a la familia como pilar fundamental.

“Es muy fácil desviarse del camino en el afán de perseguir un sueño, y el exceso de trabajo es algo que tenemos que saber balancear todos los inmigrantes. Lograr el equilibrio es un reto continuo para quienes somos madres, esposas, hijas, hermanas y emprendedoras, pero con fe y organización no hay imposibles”, añadió.

“Muchas veces quise desistir de estudiar enfermería a causa del cansancio y el agotamiento. Recuerdo que esperaba que mi hijo se durmiera para comenzar a estudiar, y fue muy duro. No tenía horarios, pero hoy veo los frutos y solo puedo agradecer a Dios por haberme dado la fuerza. Amo la enfermería porque es un servicio que llevo a cabo con vocación, impulsada por el espíritu de ayudar y de hacer sentir bien a las personas que acuden a mí. Nuestra apariencia está íntimamente ligada con el amor propio, la autoestima y la plenitud, y sanar los corazones y las emociones de mis pacientes es lo que más amo de mi trabajo”, finalizó.

Fotos: Aya Roman | IG: @ayanirysphoto

(Visited 23 times, 1 visits today)

Close