Written by 3:58 pm Portada

YILLIAN IGLESIA: TRANSFORMAR LA MIGRACIÓN EN LA LLAVE DEL ÉXITO

Ella encarna la fuerza, la inteligencia, la alegría de vivir y el espíritu imbatible de las mujeres cubanas. Idiosincrasia que erige los pilares de su nombre en el sector inmobiliario de Miami.

Por: Salvatore Laudicina
Fotos: Alberto Tamargo

En el sosiego de su oficina, ensimismada en una revista en inglés de bienes raíces, le- yendo sobre venta de vivienda en Miami, los pies de Yillian Iglesias se mueven involuntariamente al compás de una melodía implícita. Por la manera en que se menean, la mente trae a colación el peculiar baile de Rafael ‘Felo’ Bacallao en la Orquesta Aragón de Cuba. Acto seguido, los dedos de las manos se deslizan suavemente por el papel estucado. La cadencia de ese movimiento sincronizado es casi similar al de las parejas bailando un bolero de Benny Moré o de La Lupe en las calles de La Habana.

El torso, erguido en la silla giratoria, es una fiesta. En esa rigidez distinguida, el mambo de Israel ‘Cachao’ López encuentra un escondrijo confortable.

Imposible ser indiferente a esa polifonía de melodías mudas pero potentes, inquilinas de una mujer que define sus memorias como un órgano más de su cuerpo.

De hecho, podría decirse que ellas componen un cuerpo físico autónomo. El cuerpo de un espíritu resiliente que aporreó los traseros de la migración y las carencias para marcar la diferencia en los Estados Unidos.

Para Yillian, ser cubana va más allá de una manera de hablar, un cuerpo curvilíneo, la destreza para el baile y la sensualidad femenina. En el gentilicio, están inmersas la singularidad, la obstinación, la creatividad y la habilidad para transformar lo complejo y adverso en una aventura excitante, cualidades que heredó de su familia y fueron los pilares de su carácter y determinación desde la infancia.

Consciente de su poder interior, no le interesa encasillarse en la raída historia de la chica migrante que llega a este país para empezar de cero.

De mi madre heredé la resiliencia. Ella me enseñó a enfrentar las adversidades con fortaleza y ver los desafíos como oportunidades para crecer y mejorar”, dice.

Fruto de esa pujanza matriarcal, nace su otra personalidad, la de redes sociales: The Mortgage Diva. Una de las voces femeninas más autorizadas del sector inmueble de Florida. El título ha sido forjado con las pertenencias íntimas, emocionales y culturales que transportó en su equipaje el día que salió de su patria.

Gracias a ellas, ha convertido la migración en un estilo de vida para marcar la diferencia.

EL VALOR DE UN TÍTULO HECHO A PULSO 

Es un secreto a voces que ‘La Diva de Mortgage’ no tiene prisa por convertirse en una celebridad de redes sociales. Su propósito es brindar asesorías y conocimientos que le per- mitan a los 35,800 seguidores de Instagram y los 3,900 contactos de su página oficial de Face- book, obtener la llave de la casa de sus sueños.

De ahí, el hábito de estudiar e informarse. Semanalmente, examina periódicos y revistas especializadas en español e inglés para conocer lo que acontece en el sector inmobiliario.

En el ámbito profesional, soy meticulosa, perfeccionista y extremadamente organizada. Ponerse en los zapatos de The Mortgage Diva exige educación constante para asegurar que mis clientes reciban la mejor asesoría y logren sus objetivos de vivienda con éxito”, asegura.

LA VICTORIA DE MODERNIZAR EL SERVICIO AL CLIENTE

Si algo distingue a Yillian Iglesias es su ingente necesidad de proponer trans- formaciones que tiendan la línea del avance y el progreso.

Esa enseñanza se la debe a Cuba. Allí, la gente se ha hecho experta en el arte de convertir la dificultad en la ambrosía que alimenta el espíritu creativo y resignifica la relación con el entorno y el diálogo con el otro.

Mientras habla, vuelve a recordar a los hombres y mujeres sentados afuera de sus casas, dándole rienda suelta a sus ideas y materializándolas para sentirse vivos.

Heredera de aquella virtud, idea en 2003 una estrategia de servicio al cliente centrada en una relación más individualizada y humana con el comprador.

En los comienzos de mi camino profesional en el sector inmobiliario, uno de mis principales logros fue la implementación de una estrategia de ayuda personalizada al cliente que transformó la manera en que gestionábamos la venta de inmuebles en Miami”, rememora. “En esa época no había el avance tecnológico que vemos hoy, pero siempre me enfoqué en proponer para resolver y evolucionar”.

EL BACKGROUND CULTURAL: SU MARCA REGISTRADA

Sentada en una silla giratoria que bien podría ser el trono figurado de su éxito empresarial, Yillian le agradece a la vida por ser una migrante latina en los Estados Unidos. Victimizarse o lamentarse no son compatibles con su mentalidad emprendedora.

El éxodo le ha permitido penetrar los límites de su idiosincrasia y fabricar con sus memorias un sello propio.

Ella lo llama su background cultural, esa médula donde se ubican los pilares de su identidad y su herencia cubana: valentía, terquedad, introspección constante y la capacidad de observar la vida sin afanes para elegir el camino correcto.

Sin esas cualidades, habría sido imposible llegar hasta aquí y ponerse en los tacones de la diva favorita de quienes desean cumplir el sueño de comprar vivienda. “He encontrado maneras de integrar mi identidad cubana y mi experiencia como emigrante en mi profesión. Mi background cultural me ha proporcionado una resiliencia y una capacidad de adaptación muy valoradas en el sector inmobiliario”, revela. “Ser inmigrante me ha dado una comprensión profunda de las necesidades y pre- ocupaciones de otros latinos que buscan establecerse aquí, lo cual me permite ofrecer un servicio más empático y personalizado”.

LO A TIERRA NECESARIO FICANTE

En una época donde lo filantrópico se ha convertido en una moda, tiene en claro que ayudar a otros es un polo a tierra necesario.

Su semblante hospeda recuerdos imperecederos de la solidaridad de sus vecinos en Cuba. Simultáneamente, la postura de su cuerpo en la silla es casi igual a las de su abuela y su madre cuando se sentaban en la mesa para echar en un canasto lo poco que tenían para compartirlo sin recelos.

 “Participar en actividades filantrópicas me ayuda a mantener los pies en la tierra, recordándome que, independientemente del éxito y la prosperidad que pueda alcanzar, lo verdaderamente valioso es el impacto positivo que haya tenido en la vida de otras personas”, asevera.

DE MILLENNIALS, BABY BOOMERS Y SUBURBIOS

El sector inmobiliario de los Estados Unidos es un tema obligado en esta conversación. Ella menciona tres conceptos que serán determinantes en los próximos años: los millennials, los baby boomers y los suburbios.

La demanda de viviendas será impulsada por los millennials que entran en la etapa de compra de vivienda y por los baby boomers que buscan opciones de vivienda más adecuadas para su retiro”, detalla. “Esto podría mantener un mercado activo, especialmente en ciudades como Miami que ofrece un paraíso fiscal y natural para muchos”. Un silencio breve y agrega: “existe una tendencia creciente hacia el rediseño y revitalización de áreas urbanas, así como un interés en los suburbios debido al aumento del teletrabajo. Las áreas que ofrecen una combinación de asequibilidad, calidad de vida y buenas conexiones de transporte, probablemente verán un crecimiento significativo”.

LA MUSICALIDAD DE UNA CRIANZA FUNCIONAL

Las manos de Yillian convierten el escritorio en un piano. Se deslizan de un lado a otro con mucha sutileza. El sonido de sus dedos recorriendo la madera es una narrativa melodiosa.

Vuelve a verse sentada en el comedor familiar, escuchando con atención a su madre, mujer imbatible, hablar sobre los valores fundamentales de la existencia. Ella también alberga la musicalidad en el cuerpo y el alma. En cada gesto y cada palabra de su progenitora, el sonido de la timba se fusiona con la ética y la sabiduría popular.

Patrimonio que define como la herencia ideal para Racson Alejandro y la pequeña Kylie Rose, sus hijos.

Como madre y profesional, les heredaré una crianza que les permita pensar críticamente, resolver problemas, actuar con integridad y honestidad, y adaptarse a los cambios, tal como la que yo tuve y que me ha permitido crecer y prosperar”, enuncia. “La importancia de apoyarnos como grupo en los tiempos buenos y los tiempos malos es otra enseñanza materna que considero básica”.

DARLE SENTIDO A LA EXPERIENCIA GANADA

Con 21 años de camino profesional y una experiencia útil en su currículum, Yillian está lista para convertir sus vivencias en un bien fructifero para otros. “Este año, desarrollaré un programa de mentoría para profesionales del sector inmobiliario. Estará diseñado para ofrecer formación, recursos y apoyo a nuevos agentes, ayudándoles a establecer una carrera sólida y ética en la industria”, adelanta.

También trabaja en la expansión de una iniciativa de fondo de inversión ac- cesible para pequeños y medianos capitales.

Este proyecto busca dar oportunidad a personas que quieran invertir pero no cuentan con los fondos completos para acceder a un fondo y generar ingreso pasivo seguro con su dinero”.

MÚSICA AFUERA, MÚSICA ADENTRO

Su cuerpo no deja de parir aquella musicalidad tan propia: la posición de los hombros recuerda al garbo de la can- tante Linda Leida cuando interpretaba en vivo Quinto mayor junto a la Sonora Matancera. El talle de su cintura se mueve con la cadencia que sólo producían la voz y el tres cubano de Compay Segundo. Las piernas apetecen el son de Omara Portuondo.

Para Yillian, la música constituye un discurso de poder interior. Eso va más allá del regodeo y el placer. Está ligada a su historia de vida y a las estructuras mentales y emocionales que le han permitido ser, pensar, sentir y resignificarse como mujer.

De ahí, esa obligación de escuchar música afuera y dentro de ella para recordarse a sí misma de dónde viene y hacia dónde va. Recordatorio vital en su tarea de legar las tradiciones cubanas a sus descendientes. “Mantener vivas las tradiciones culturales cubanas en mi hogar es fundamental. Regularmente escuchamos salsa y timba como una forma de conectar con nuestras raíces”, concluye.

Antes de despedirnos, pronuncia su frase distintiva: “I have the key to the house of your dreams!”.

Sin duda alguna, ella tiene la llave de la casa de nuestros sueños. Pero principalmente tiene la llave que abre la puerta de un éxito que no se pare- ce al de nadie más. El estilo Mortgage Diva en su máximo esplendor.

Consejos para los nuevos inversores:

  • Comenzar con una propiedad más pequeña o menos costosa (un apartamento o una casa unifamiliar) puede ayudar a familiarizarse con el proceso de compra sin una inversión abrumadora.
  • Si la gestión activa de una propiedad parece demasiado compleja, consideren opciones de inversión pasiva, como los fondos de inversión inmobiliaria (REITs)
(Visited 21 times, 1 visits today)

Close